ELECCIONES 2007: Fuertes movimientos políticos en la Provincia de Buenos Aires.

katz-280.jpgraimundi.jpgstolbizer.jpg

  • Resisten en el ARI acuerdo con Stolbizer
  • Radicales K tienen como un objetivo los ministerios
  • El socialismo bonaerense ocupará un cargo en el gobierno nacional

  • Resisten en el ARI acuerdo con Stolbizer

La conducción provincial del ARI salió a afirmar ayer que si esa fuerza acuerda una fórmula electoral para la gobernación bonaerense con la secretaria general de la UCR, Margarita Stolbizer, “se prestará a ser instrumento de la interna radical”.

La “advertencia” fue formulada por el titular provincial de la fuerza que lidera Elisa Carrió, el diputado nacional Carlos Raimundi. “Creo que corremos el riesgo de darle una plataforma a un sector del radicalismo para que mida su interna”, advirtió el legislador.

Según evaluó Raimundi, “el ARI ha conseguido un respeto en la Provincia que hay que defender y no prestarse a ser instrumento de la interna radical”.

De todas formas, el legislador admitió que “no todos en el ARI tienen la misma mirada” y señaló que la fundadora del partido y actual candidata presidencial por la Coalición Cívica, Elisa Carrió, “está mucho más de acuerdo con el arreglo con Stolbizer”.

“Yo tengo la idea de una construcción parecida a la de Tierra del Fuego, aunque cueste un poquito más. Es mejor tener una fuerza creíble que no haga alianzas meramente electorales”, apuntó Raimundi.

En ese sentido, pidió “convocar desde la homogeneidad” y señaló que no cree “que la Argentina se pueda sostener sobre el modelo de los dos viejos partidos políticos, el PJ y la UCR”.

“Stolbizer, en cada una de sus declaraciones, dice ‘yo quiero recuperar la identidad de la UCR’. Y ahí hay una diferencia fuerte”, detalló.

La dirigente radical, que se opone a los acuerdos que otros sectores de su partido proponen con el kirchnerismo, por un lado, y con Roberto Lavagna, por el otro, trabaja desde hace meses en busca de un acuerdo con el ARI y el Socialismo en la Provincia. Pero sin haberse cerrado todavía un acuerdo para ese armado, en los últimos días confirmó su candidatura para la Gobernación y la llevó como parte de la propuesta a las fuerzas mencionadas.

Por otra parte, consultado sobre la candidatura a gobernador de Daniel Scioli por el oficialismo, Raimundi evaluó que “el peso de los aparatos es fortísimo en el Conurbano”, aunque señaló que “también lo era el de Rovira en Misiones y el del gobierno nacional en Tierra del Fuego”, distritos donde el kirchnerismo sufrió reveses electorales.

“Sigo creyendo que cuando uno construye un camino coherentemente, en algún momento se produce un chispazo que acelera los tiempos y una fuerza minoritaria termina convirtiéndose en un espacio de mayorías”, sostuvo.

Además, estimó que el compañero de fórmula de Scioli -que todavía no fue anunciado- será “alguien que lo controle mucho”. Y agregó sobre el Vicepresidente: “creo que mide muy bien en las encuestas, pero el Gobierno no termina de confiar en él, así que le van a poner a alguien muy del riñón de Kirchner”.

  • Radicales K tienen como un objetivo los ministerios

La posibilidad de integrarse al gabinete forma parte de las conversaciones con Scioli

La premisa pasa por garantizar, y en lo posible ampliar, su presencia territorial en la Provincia. Por eso, afirman, desistieron de dar la pelea por la vicegobernación y resolvieron concentrarse en los objetivos de retener las intendencias y mantener su presencia en la Legislatura. Con ese esquema, que incluye además el objetivo de producir algunos desembarcos en un eventual gabinete de Daniel Scioli, los radicales bonaerenses K comenzaron a transitar una etapa crucial del armado de la Concertación, luego de la confirmación de que el correligionario mendocino Julio Cobos será el compañero de fórmula de Cristina Kirchner.

abre comillasLos intendentes radicales que están trabajando bajo el paraguas de la Casa Rosada han acordado concentrarse en conservar el gobierno en sus distritoscierra comillas

Los cerca de 20 intendentes radicales que están trabajando bajo el paraguas de la Casa Rosada, aún con su falta de organicidad a cuestas, han acordado concentrarse en mantener el peso en sus distritos y no disipar energías en planteos y pulseadas a los que a esta altura les asignan pocas posibilidades de éxito.

Ese repliegue táctico está relacionado puntualmente con la fórmula bonaerense y la búsqueda de ungir al acompañante de Daniel Scioli. Ya a esta altura del año político y con las definiciones que se registraron en los últimos días, los radicales K se muestran convencidos de que el compañero del Vicepresidente “será un peronista del Conurbano”.

“La Concertación en la Provincia va a pasar por otro lado, no por la fórmula para la Gobernación”, dicen en consecuencia.

Aquella ilusión por colocar al marplatense Daniel Katz en la fórmula se desvaneció, pero no pocos radicales K ven para el todavía intendente un futuro que, algunos aventuran, será legislativo.

LEGISLATURA Y GABINETE

En distintas usinas se habla de que Katz, que renunció a ir por la reelección, podría integrar la lista de diputados nacionales de la Concertación, en uno de los por lo menos dos cargos “a salir” que pedirán los radicales K en esa nómina.

Sin embargo, para el dirigente marplatense se evalúa también otra alternativa: encabezar la lista de candidatos a diputados provinciales por la Quinta Sección. “Pero no sería un diputado más; vendría a cumplir un rol de trascendencia en la Cámara de Diputados”, indicaron los dirigentes consultados por este diario. Ese cargo de relevancia, imaginan, sería el de presidente o vice de la Cámara baja.

Pero además, en charlas reservadas, los radicales K están avanzando de a poco en un esquema de acuerdos con Scioli que les podría abrir algunos espacios en un futuro gabinete provincial.

Estos contactos son todavía incipientes, pero los radicales K pretenden que la Concertación también se verifique en el equipo de gobierno de la Provincia.

Algunas versiones indican que, aunque ya fue en la boleta del Frente para la Victoria en la última elección, el senador y dirigente de Olavarría José Eseverri aspiraría a ser el próximo ministro de Justicia bonaerense.

CANDIDATOS Y BOLETAS

Como se dijo, una de las premisas de este sector pasa por conservar los municipios que hoy gobierna. De los casi 20 intendentes que abrevan en la Rosada, apenas Katz y Mario Barbieri (San Pedro), no irán por la reelección.

En cambio, Gustavo Posse (San Isidro), Héctor Gutiérrez (Pergamino), Mario Meoni (Junín) y Enrique “Japonés” García (Vicente López), por ejemplo, buscarán un nuevo mandato.

Claro que los radicales K también harán apuestas propias en algunas comunas. Uno de los casos será en Tres Arroyos, donde la senadora Graciela De Leo procurará desbancar al vecinalismo. Y en General Arenales, donde formalizaron un acuerdo con el ex intendente Juan Carlos Geloso, de origen peronista.

El otro objetivo de este grupo pasa por conservar y en lo posible ampliar la representación legislativa en las dos cámaras.

Actualmente los radicales K suman cinco integrantes en la Cámara de Diputados y aspiran a estirar ese número. Tienen cifradas esperanzas de que podrán hacer ingresar legisladores por las secciones Primera, Cuarta y Séptima. Según algunos trascendidos, en el caso de la Cuarta suena el nombre del ex intendente de Arenales, Rodolfo Arata.

En el caso del Senado, las expectativas están posadas en las secciones Segunda y Sexta. En el primero de los casos, iría de candidato a senador el intendente Barbieri.

Claro que, en todos los casos, se estima que los radicales K deberán mechar candidatos en las secciones con el FpV y el PJ. En algunas de ellas, se estima que tendrán que optar por algunas de las dos vertientes peronistas. “En la Segunda, por ejemplo, es un hecho que no habrá unidad entre ellos por la histórica pelea que tienen Díaz Bancalari y Di Rocco”, evalúan.

Y, finalmente, otra cuestión está por verse: en qué boleta irán enganchados los radicales K. Esto es, si tendrán la posibilidad de llevar la nómina de Cristina Fernández de Kirchner. “Todavía no está cerrado, pero es seguro que, además, tendremos la de Scioli”, sostienen.

Y completan: “Es la forma en que se debe plasmar la Concertación”.

  • El socialismo bonaerense ocupará un cargo en el gobierno nacional

El Partido Socialista (PS) bonaerense autorizaría hoy al secretario general de su conducción, el ex diputado nacional Jorge Rivas, a sumarse al gobierno nacional como vicejefe de Gabinete.

La movida será producto de la invitación que el gobierno nacional formuló al socialismo para sumarse a su proyecto político-electoral denominado “Concertación Plural”. Y reflejará también la profunda división que afecta a esa fuerza de centroizquierda, ya que mientras su conducción nacional resolvió conformar una coalición con otros sectores afines y opositores a la administración de Néstor Kirchner -estableciendo una alianza, concretamente, con el ARI y con el grupo “margarito” del radicalismo-, algunas conducciones seccionales del socialismo, como la bonaerense, optaron por aceptar la propuesta del kirchnerismo.

Pero además la decisión de incorporarse al proyecto del kirchnerismo, adoptada por la mesa de conducción del socialismo bonaerense, generó no sólo un quiebre con las autoridades nacionales de la fuerza, sino también una fuerte división en su propio seno, ya que parte de la dirigencia provincial desconoce las directivas de la mesa que preside Rivas y adhiere a la resolución de conformar, con el ARI, frentes opositores al Gobierno.

Lo cierto es que Rivas ocupará un asiento en la segunda línea de la administración de Néstor Kirchner, como corolario de los vínculos que la conducción del socialismo bonaerense viene construyendo con el gobierno nacional desde febrero último. Y la decisión se tomaría formalmente hoy, cuando se reúna la Junta Ejecutiva del consejo provincial del Partido Socialista en su sede, ubicada en la capital federal.

Rivas recibió el ofrecimiento la semana pasada en la Casa Rosada, durante una reunión con el jefe de Gabinete, Alberto Fernández, y un breve diálogo con el presidente Kirchner.

De esta manera, Rivas ocupará el lugar -la subjefatura de Gabinete- que dejó libre Juan Carlos Pezoa, quien reemplazó a Fulvio Madaro en la presidencia del Enargas cuando estalló el escándalo por presunto pago de coimas conocido como caso Skanska.

Los acuerdos entre el socialismo bonaerense y el kirchnerismo habían comenzado a principios de año, cuando el Gobierno designó a otro referente de esa fuerza, el sindicalista Ariel Basteiro, para ocupar el asiento que le corresponde al Estado nacional en el directorio de la empresa Aerolíneas Argentinas.

La incorporación de Basteiro al gobierno de Kirchner fue duramente criticada, y rechazada, por la conducción nacional del Partido Socialista, cuya propuesta de conformar con otras fuerzas opositoras un frente de centroizquierda tiene su máxima expresión en la candidatura a gobernador que Hermes Binner sostendrá en Santa Fe, enfrentando a los postulantes del oficialismo nacional y de esa provincia.

Sin embargo, las críticas llegadas desde la conducción nacional no parecieron amedrentar a Basteiro ni a Rivas. Ambos dieron ya su abierto respaldo a la candidatura a presidenta de Cristina Kirchner y el ex diputado se también se sumará, ahora, al Gobierno.

 

 

Compartir noticia